lunes, 16 de septiembre de 2013

Te presionan.




El horóscopo que leés cada día te presiona.
La televisión con su gente y algunos de sus mensajes retorcidos te presionan.
Tus amigos te presionan.
Tus viejos te presionan.
Esa persona te presiona.
Tu mente te presiona.
Mandalos a cagar.


domingo, 1 de septiembre de 2013

No está mal

Somos diferentes. 
Mientras a mí me asombra ver catas en el jardín, vos te burlás, preocupado por tener el último celular. Ese. Sí, ese mismo: el más parecido a un ladrillo.
Y no está mal.
Mientras me molestás fingiendo que vigilás lo que hago en la compu, yo me enojo porque tomaste un poco de mi coca. Del mismo vaso. 
Y no está mal.
Mientras suelo vivir distraído en mi mundo, meditando sobre cosas de escasa materialidad, vos observás cada mínimo detalle de los gestos y comportamientos ajenos. 
Y no está mal.
Mientras me decís que debería hacerte caso, ya que tenés experiencia por todas las cosas que has conseguido; me pregunto que tiene eso que ver conmigo e intento hacerte entender que más que un consejo, sólo quiero que me escuches.
Y no está mal.
Mientras que me dejo llevar por sueños que tal vez, difícilmente se realicen, vos intentás conseguir el dinero necesario para poder disfrutar del momento.
Y no está mal.
Mientras disfrutás del momento, con el plan único de asegurar nuestros presente y futuro, yo le busco a todo un significado, habito en mil planetas distintos y empiezo cosas que no siempre termino.
Y no está mal
Mientras me decís que soy soberbio y tengo que dejar de ser tan estructurado, yo te replico que en realidad soy muy simple y que la complicada es la demás gente, por eso no la entiendo.
Y no está mal.
Te amo y siempre voy a estarte agradecido. Pero no me interesa ser vos. Con ser vos me refiero a actuar como vos, pensar como vos, vivir como vos. Puede que me vaya mal si no sigo tu camino, me la bancaré. Intentaré hacer las cosas bien y cambiar de rumbo cuando me equivoque. También intentaré escuchar. Pero no puedo vivir programado, porque eso hacen las máquinas, los robots.
Y no está mal, pero yo soy un humano.








jueves, 29 de agosto de 2013

Esto me pone feliz. Me refiero a aprender tantas cosas en tan poco tiempo...Siento que estoy creciendo tanto.
Si escapás de los problemas tarde o temprano van a aparecer; y mejor que lo hagan. Mejor sacártelos de encima rápido, para poder vivir tranquilo. Para poder ser feliz.
Día a día tenemos miles de problemas. Es difícil no darles importancia y más cuando la tienen, a mí por lo menos me cuesta. Convencerme de que no tiene sentido preocuparme por algo, cuando en el fondo quiera o no, mi subconsciente cree que sí... Pasarla mal a veces es inevitable. No obstante, si un problema no tiene solución ¿qué sentido tiene seguir enfocado en eso? Habrá que acostumbrarse a vivir lo mejor posible con él. Y punto. Poco hay imprescindible, lo demás es relativo. Teniendo dos cosas, siempre podremos seguir adelante: gente que nos quiera y sueños por los cuales luchar.
Me parece que esto se está volviendo en un manual de autoayuda, o algo así. Debería volver con los cuentos.
El tema principal era que sentía que por fin sacaba algo de las lecciones constantes, molestas y cargantes que nos da la vida. Aprendí algo muy útil, que, a algún que otro lector puede llegar a parecerle obvio. Cuando alguien logra hacernos sentir mal, por medio de malos tratos, desprecios, o cómo sea, podemos llegar a pensar que el problema lo tenemos nosotros. Que tenemos que cambiar algo para que no nos hagan eso, que tuvimos la mala suerte de que nos tocara una vida de mierda, que hay que convencer a la otra persona para que nos respete, etc, etc. Pero lo que pasa, es que muchas veces no es nuestro el problema, sino del otro. El otro busca descargarse en los demás, el otro es el que no tiene paz. Mientras sepa que tiene un poder sobre nosotros, que logra su cometido, más se aprovechara de eso. O puede incluso que ni le importe lo que produce en nosotros, en este caso sirve pensar: "Si no lo/a afecta por qué me va a afectar a mí?". El otro es el que hace algo malo, el que está mal, si no nos duele o importa, se queda en él. Por suerte, no toda la gente es así. El mundo es un lugar muy grande como para que no haya una sola persona que valga la pena ¿No les parece?
Ahora estoy feliz. Y no voy a dejar a nada ni a nadie arrancarme la felicidad, la estoy sosteniendo con las dos manos para retenerla lo más posible. A diferencia de la alegría, sí podemos guardarla. Me río porque no sé bien a dónde intento llegar con este texto...
La felicidad es disfrutar... Disfrutar del olor que tienen el viento frío o un nuevo libro. Disfrutar de las estrellas, en una noche en el campo. Disfrutar de amigos, familia, de un amor. Disfrutar la satisfacción producida por el mínimo placer. Hasta disfrutar de nuestras desgracias, burlándonos. Porque la vida no es seria, sino una parodia.
Les advierto: esto no es tan fácil como leerlo. Pero si uno quiere, puede. Se trata de nuestra actitud, incluso más que de nuestras acciones. Dos personas pueden hacer exactamente lo mismo, a una le va bien, a la otra mal, la diferencia es ésta. Si nuestra actitud se basa en creer que todo el mundo quiere hacernos mal, que cualquier cosa puede hacernos caer, o que nunca vamos a poder estar verdaderamente bien del todo porque nacimos para ser infelices; por más esfuerzo que hagamos, todo será en vano. Creo que la clave está en darse cuenta de que que hay más chances de perder que de ganar y que el éxito viene luego de un largo camino de derrotas. Por lo cual, esas derrotas no deben significar el fin -excepto si nos matan, ahí sí- sino darnos la fuerza para seguir intentando.
¿Un ejemplo? Harry Potter.
Fue rechazado por decenas de editoriales antes de publicarse. Y miren lo que terminó siendo. Ni siquiera hace falta centrarse en el fenómeno mundial en el que se convirtió o el dinero que ganó la autora. Lo puedo encarar desde un punto de vista más cercano. Si Rowling no hubiera seguido intentando que se editara su obra, tal vez, yo no me hubiera fascinado con este magistral arte que me traslada a otra dimensión. Porque Harry Potter fue la primera novela que me apasionó.
Ahora sí me despido, porque... ¡Mierda! Lo que escribí parece autoayuda y yo, un psicólogo trucho. En el pasado anhelaba ser un referente a nivel internacional de la literatura, y si sigo así voy a terminar sacando libros de título "Gente venenosa" o "Cómo combatir el lado oscuro del amor".
Estoy asustado.

sábado, 17 de agosto de 2013







            A la vida hay que hacerle el amor.
                                               
                               Sin drama con locura y pasión.
                  
              Jugar con la imaginación.
                                                            
                                                       Sin tener que pedir perdón.







Definitivamente, este es el lugar equivocado para estar.
Hay sangre en el futón y un niño bebiendo fuego.
Descendiendo en el océano, tienen gente con la que juntarse,
Estrechándose manos, buscándose a sí mismos.

viernes, 16 de agosto de 2013

Chronos, poderoso y desconsiderado.

Tres plumas de fénix, una cruz de madera, sangre de la Hidra de Lerna y un poco de extracto de Flor de Fuego.
Renacer no es fácil, pero como dijo Agatha Christie "Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. En realidad, la vida es una calle de sentido único".
No queda otra opción, es eso o suicidarse. 
Lo principal para poder empezar desde cero, es haber llegado realmente a tocar fondo. Tenemos que estar tan vacíos como para que la única forma de continuar sea generar un cambio. Al parecer, así funciona el ser humano; sin hacer mucho caso a las señales o advertencias. Teniendo que reconocer la realidad cuando ya es evidente, cuando ya no hay vuelta atrás.
Aunque, a veces, a uno le gustaría vivenciar una vez más ciertas cosas, o volver de lleno al pasado.
"Todo tiempo pasado siempre fue mejor".
Es probable que parezca que la vida es cada vez más oscura, o aun peor: que es cada vez más gris. No obstante, hay algo que comprobé, y es que aunque uno intenta volver a casa -a ese lugar, que hoy se ve tan lejano, en donde todo comenzó- y consigue regresar con éxito; ya nada será lo mismo internamente. 
No se sentirá igual.
¿Por qué? Porque aunque no me guste reconocerlo, puede mantenerse todo lo de afuera igual, pero nosotros cambiamos. Sí, lo acepto, el hombre cambia. Yo cambié. Tal vez no completamente en la esencia, pero es imposible ser el mismo de ayer. 
Cada día somos quienes fuimos ayer, sumado a lo que somos hoy. 
Así que intentaste volver al pasado. Sorprendentemente, lo conseguiste. Resulto que ya nada tenía la gracia de antes. Te preguntás qué hacer: el pasado ya no te gusta, pero crees que no tenés otra opción que vivir ahí, porque tu presente es vacuo, no hay nada en él. 
Esta es la parte más difícil, en donde hay que construir desde cero, porque como dije ya tocaste fondo. 
Ya toqué fondo. 
Sí, es doloroso. Va a ser la parte más dolorosa. Porque la magia, de esa que hace que algunas cosas se conviertan instantáneamente en otras, no existe. Las transformaciones no son gratis, ni inmediatas pero sí necesarias e inevitables. 
Al igual que esa magia, el futuro no existe, no. Pero existirá.
A veces pienso en esto y es divertido. La vida es divertida, si se quiere. Es tan raro y curioso que un día estemos en un lugar y al otro demos un cambio de 180º. Además, por lo general, no lo sabemos con anterioridad. 
No podemos manejarlo; pocas cosas son las que realmente decidimos. Nada es exactamente como deseamos.
Y pese a ello... Dudo que todo sea una casualidad.

¿A dónde me dirijo?
Mis ojos me lo mostrarán.







sábado, 10 de agosto de 2013

--------------------------------------GRIS--------------------------------------






   



Gris...
Veo Gris mi presente
Veo Gris mi futuro
En mi pasado parece estar la salvación
¿Dónde quedó?
Veo a los adultos de ese color también
Tengo algunas ganas de escribir, sí
Pero mi creatividad no es suficiente
Necesito luz, para alumbrar el camino
¿Cómo sigue? 
Sólo sé que con haber dicho esto
Ya puedo irme a dormir tranquilo







_________________________________________________________________________________